PAN DE YUCA

Del Caribe y Latinoamérica, atravesando a Colombia, Ecuador, Venezuela, Panamá, República Dominicana, Paraguay, Argentina y Brasil, el Pan de Yuca es todo un prodigio del continente; tiene su propia historia como muchos otros productos y en ICPP queremos contarte algunos datos interesantes que hemos logrado recolectar sobre su mítico origen.

Resulta que el Pan de Yuca es de esos productos de los que se puede decir, ¡Es propio de nuestra región, lo hacemos nosotros! Y sí, la historia se remonta hasta los periodos anteriores a la colonización, en donde los pueblos indígenas ya habían descubierto las utilidades de la yuca en varias de sus formas para elaborar diferentes productos.

El conocimiento ancestral de la época y la poca presencia de trigo en varias regiones del continente, permitieron que los derivados de la yuca fueran apetecidos sobre otros productos, debido a su practicidad, fácil adquisición y sabor único. Sin embargo, no fue sino hasta la colonia que tomó mayor fuerza la elaboración de productos derivados del almidón de yuca y por el ende, el pan que lleva el mismo nombre.

La combinación de esta materia prima con almidón de maíz, huevos y queso, dieron una textura y sabor que hasta el día de hoy, se mantiene y lo encontramos en casi todo lugar sin importar la hora. Es un producto agradable para acompañar desde una taza de “aguapanela”, hasta una de café.

Esta es su fórmula para que te animes a experimentar y lo hagas con tus propias manos:

Ingredientes
• 1000 gr de Queso Caquetá o Costeño.
• 1000 gr de Almidón de Yuca
• 400 gr de Agua o Leche.
Preparación
1. Mezclar manual o mecánicamente todos los ingredientes hasta tener una masa muy suave.
2. Reposar 15 minutos.
3. Resobar.
4. Moldear.
5. Hornear 7 minutos a 220 ºc y luego 20 minutos a 180 ºC