¡Panadería, un arte que sigue dando frutos!

El sector de la panadería sigue creciendo alrededor del mundo de formas muy variadas y sobre todo, continúa adaptándose a las necesidades y gustos de todos los tipos consumidores. En Colombia ha sido una tradición que aún se proyecta como una opción de mercado completamente rentable para quienes quieren dedicarse a ofrecer productos en este segmento de la economía.

Hay fuentes que estiman que el país ocupa el puesto número cinco en consumo de pan diario con un aproximado del 70% lo que equivale alrededor de unos 22 kilos por año. El tipo de consumidor por un lado es un asunto es tan variado y sus gustos suelen ser tan sorprendentes que no es extraño escuchar hablar de recetas, tipos de panes o harinas que antes no se mencionaban o conocían, y por otro, esta variedad permite reinventarse y ampliar la oferta de productos.

El oficio de la panadería se ha convertido a través de los años en un arte que sigue perfeccionándose, por eso muchos panaderos trabajan fuertemente por ofrecer tanto un ambiente acogedor como una gran lista de productos y de esta manera, transmitir en cada uno de ellos diversas sensaciones y placeres cuando de seducir clientes se trata.

La formación integral que el Instituto Colombiano de Panadería y Pastelería (ICCP), permite a todos sus estudiantes adquirir las habilidades necesarias para construir oportunidades de negocio ideales e innovadoras en el sector panificador.