¿Realmente el pan hace subir de peso?

Durante muchos años ha sido un tema de discusión saber si el pan realmente influye en el aumento de peso o no y aunque hoy en día continúan las teorías afirmando que sí lo hace, puede tratarse tan solo de un tema de desinformación e incluso algo de extremista.

El pan es de esos productos que se ha hecho indispensable en la dieta de las personas, cualquier hora del día es perfecta para ser acompañada por un producto de panadería y una buena charla. Pero entonces, ¿De dónde nace la idea de su impacto negativo hacia el peso de las personas?

Es un asunto que todavía no alcanzo a dimensionar, por eso he realizado una revisión a la literatura, revistas de salud, de panadería entre otras más, y no he sido capaz de encontrar una respuesta realmente exacta. ¡Estoy en el limbo del sí y el no!

Los resultados que he encontrado hasta el momento retratan la realidad de un mal hábito de consumo, más no de un producto realmente dañino para la salud. La mala fama que ha tenido el pan hasta ahora en temas relacionados con el aumento de peso, es desestimada una vez más por la ciencia. ¡El pan es tan solo un aporte calórico moderado y apenas contiene grasa!

Según recomendaciones de expertos una persona puede consumir entre 220 y 250 gramos de pan al día, eso sí, distribuidos entre las diferentes comidas con raciones aproximadas de 40 a 60 gramos. Incluso, con una actividad física adecuada se podría llegar a consumir hasta 400 gramos de pan.

Lo que en conclusión quiere decir que el malo del paseo no es el pan, sino el hábito poco saludable al que nos hemos adecuado. Según esto, podemos seguir estando seguros de consumir este delicioso producto sin sentir que subimos de peso con cada mordida.