Panadería, un arte milenario

La Panadería es un arte que ha logrado trascender a través de la historia humana y se ha ganado un lugar difícil de desestimar en la dieta diaria de las personas.

En promedio, según la Federación Colombiana de Molineros de Trigo FEDEMOL, en Colombia se consume entre 23 y 25 kilos de pan al año por persona.

Existe incluso producción literaria que habla sobre la importancia de este arte en relación con la evolución de las sociedades.

Heinrich Eduard Jacob, periodista y escritor alemán, hace un recorrido en su libro titulado “Seis Mil Años de Pan”, en donde expone que la tradición del oficio de la panadería viene desde hace 4.000 años A.C con los egipcios, quienes fueron los primeros en fabricar hornos para hacer pan, producto que luego fue usado como alimento del pueblo, e incluso, estaba presente en rituales y ceremonias religiosas.

Hacer panadería es sumergirse en la vasta diversidad cultural que este viejo arte implica. Su ejercicio, al igual que las técnicas para su fabricación y los ingredientes utilizados a través de los años, han sido inspirados por la cultura, las tradiciones y las particularidades culinarias de los pueblos, que son, significativamente variados y hacen de la panadería un arte único de cada región.

En el Instituto Colombiano de Panadería y Pastelería (ICPP), forjamos referentes apasionados por la panadería y la pastelería que quieran seguir cultivando este milenario arte, viendo en él, un oficio de impacto social que refuerce los valores ciudadanos, así como la participación en el sector económico.