Hablemos sobre el pan artesanal

El mercado del pan artesanal hoy por hoy tiene una creciente demanda, lo que ha volcado a la industria a ofrecer cada vez más este tipo producto. Sin embargo, no todos los panes son artesanales y es importante saber cuáles son sus características, para poder reconocerlo y disfrutarlo.
Una aclaración importante para saber qué tipo de pan es artesanal, es precisamente su forma de producción. Sí bien, implica un trabajo manual, la forma en cómo se lleva a cabo su proceso es totalmente diferenciada de otros modos de fabricación.

El pan artesanal no sale de una planta de producción a gran escala y tampoco viene en empaques de plástico que alarguen su vida útil. Los cimientos de la panadería artesanal están fundamentados en el respeto e integridad de las masas madre o pre-fermentadas y también en el uso de una fermentación prolongada.

El respeto de estas dos particularidades, permite conseguir panes con ingredientes más naturales con un olor y sabor siempre atractivos a los cuales, también se les agrega ocasionalmente elementos como queso, frutas, nueces, hierbas o especies, que les da un toque de variedad a los productos, adaptándose a todos los gustos de los consumidores.

Bagel, Baguette, Brioche, Ciabatta, Focaccia, Pan rústico, Panettone, Panini, Pizza, Stolle, entre otros, hacen parte de una grande y muy variada lista de hogazas de pan que son fabricadas de manera artesanal, reconocibles por su superficie, interior y sabor; la triada que hace del pan artesanal un producto único así como delicioso.